El blog de Luis Alberto Santos

Cómo Vivir del Coaching (I): Descubre tu Poder Interior

Cómo Vivir del Coaching

En el mundo laboral actual han surgido dos nuevas burbujas: el Emprendimiento y el Coaching. Ante tanto incremento en las formaciones de Coaching, y la necesidad de estos nuevos egresados para vivir del Coaching, o sea, convertir en un negocio esa nueva titulación obtenida, hay una vorágine impresionante, ya que, en la mayoría de los casos, no sabemos cómo sacar adelante esta profesión, y finalmente lo que iba a ser una dedicación plena a algo apasionante, se convierte en un hobbie que imposibilita reinventarse profesionalmente.

Yo me dedico 100% a mi negocio de Coaching y Estrategia para Emprendedores, pero no siempre fue así… Un día estuve estancado, no conseguía clientes, no podía dejar mi trabajo de entonces, hasta que adquirí y aprendí las herramientas adecuadas que me permiten que esto sea un negocio, no un hobbie. Por eso, te traigo esta serie de artículos, para que, si formas parte de los Emprendedores Conscientes (coaches, psicólogos, terapeutas, formadores…) puedas vivir de ello cómodamente y ayudar a más personas ¿Te gustaría? ¡Pues sigue leyendo!

Estos son los pasos que yo recomiendo:

  1. Descubrir tu Poder Interior. Si aún no conoces tus fortalezas, tus Talentos, tu Pasión, y no sabes qué es lo que te entusiasma ¿Cómo vas a ayudar a otras personas? Para mí es fundamental la coherencia. El principio de coherencia dice que se debe predicar con el ejemplo, por ejemplo, no puedo instar a nadie a que haga algo que yo no he hecho, no puedo ayudar a alguien a conseguir una meta que ni yo mismo he pasado… por lo tanto, todos los servicios que vendo y que promociono, es porque anteriormente yo los he utilizado y he pasado por ellos.
  2. Descubrir tu Misión y Propósito de vida. Sin esto ¿qué sentido tendrá tu negocio? Todos venimos al mundo a cumplir una misión. No creo en los negocios que -tal y como explican el primer año en la carrera de Administración de Empresas- solamente buscan beneficios económicos y el crecimiento tendiendo a infinito sin importar cómo ni a costa de qué lo obtienen. Todo negocio es un intercambio de bienes/servicios, y siempre debe hacerse con ética y responsabilidad. No es malo ganar dinero con un negocio, pero esa no es la causa, sino dejar el mundo mejor de como te lo encontraste, y como consecuencia obtendrás ese dinero. Encuentra tu “Para qué” haces lo que haces, y en cuanto lo tengas, sé el motor de esa causa.
  3. Transformar creencias que te limitan para llevar un negocio exitoso. Hay muchas creencias limitantes, pero en este apartado se llevan la palma dos de ellas: el dinero y la venta. La primera no puede existir sin la segunda, por lo tanto, si realmente quieres ayudar a personas, deberás amar vender.En cuanto comprendas que el dinero es un medio de intercambio e inerte, te darás cuenta que muchas de las presunciones (p.e. “el dinero corrompe”, “el dinero es sucio”, “los ricos son malvados”, “soy pobre pero humilde”, etc ¿te suenan?) no son más que frenos que te has impuesto durante toda tu vida, y que, sin esos frenos, podrías gozar de todo tipo de abundancia. La segunda, la venta, es una de las que más urticaria levantan… Nos encanta comprar, pero no nos gusta que nos vendan, y ello es por la mala imagen que se ha creado alrededor de esta palabra (p.e. “seguro que me quieres vender algo”, “vendemotos”, etc). Estoy seguro que te resultan familiares.La venta es algo fundamental para hacer funcionar un negocio, sin ventas, no hay negocio, y sin negocio… termina tú la frase.
  4. Aprende Inteligencia Emocional. Durante tu experiencia emprendedora van a surgir muchas barreras, externas, pero sobre todo internas. Prepárate para adquirir habilidades emocionales que hasta ahora quizá no te habían hecho falta ni sido necesarias. Estas nuevas habilidades te darán la seguridad en ti mismo y la fortaleza para poder llevar todo el resto a cabo. Sin estas habilidades personales, ninguna de las herramientas más prácticas te van a funcionar:

Espero que toda esta información te haya servido de ayuda. Nos vemos en los siguientes artículos donde, una vez avanzado en el desarrollo personal, profundizaré en la parte del desarrollo profesional, o sea, herramientas necesarias para hacer funcionar un proyecto emprendedor y un negocio.

¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?

CoachingEmprendimientoTalento y CoachingTalentosaMenteVivir del Coaching

Luis Alberto Santos • 17 Noviembre, 2016


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR